Cólico del lactante, reflujo gastroesofágico, estreñimiento, problemas de succión que dificultan la lactancia, son varios de los problemas a nivel digestivo que con más frecuencia encontramos en bebés.

El cólico del lactante es una de las principales causas de consulta en pediatría por parte de aquellos padres, que ven a su bebé llorar sin parar y sin saber qué hacer para ayudarlo. Esto crea una sensación enorme de impotencia al no comprender por qué su bebé no se relaja con nada y no puede dormir, o si puede tener algo grave que esté en el origen de esas quejas.